Bienvenida

Hoy empezamos nuestro blog con ánimo de crear una comunidad sensibilizada con el bienestar y la salud de las personas y las empresas.

En el vamos a participar todo el equipo de MSsalut con las distintas disciplinas que abordamos.

 

Todos somos responsables de la salud. ¿Qué hacemos para conservarla?

El cuerpo humano está dispuesto para vivir en salud a pesar de las dificultades que encuentra en su camino. La salud es la tendencia natural del organismo, de no ser así no se podría desarrollar la vida.

El estado de salud refleja el equilibrio entre el ser humano y su entorno y la armonía interna de sus funciones. La enfermedad no es una situación casual ni accidental, ni un conjunto de síntomas, es un estado del organismo consecuencia natural de una manera de vivir.

¿Qué factores influyen en la salud?

Factores medio ambientales,

Es una evidencia que la sociedad en que vivimos es el resultado de las políticas de organización que tenemos. Las políticas sociales y medioambientales como el resto de las actividades gubernamentales no son totalmente libres, no escogen siempre lo mejor para el bienestar de las personas y para la supervivencia del medio en que viven sus ciudadanos, sino que dependen de los recursos económicos que están influenciadas por centros de poder que gravitan por encima de ellos y que no tienen fronteras de actuación.

Factores sociales.

La sociedad en que vivimos es un factor de salud cuya influencia no podemos evitar. Es difícil mantener un equilibrio internos sin libertad para movernos, o expresarnos, sin conocimientos ni formación, viviendo en familias desestructuradas o sin trabajo para realizar o al menos para conseguir los mínimos recursos necesarios para subsistir.

Factores individuales.

Los factores individuales son sobre los que podemos influir más fácilmente, ya que su mayoría es elección nuestra.

Los hábitos higiénicos, la ropa  el calzado los hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, café). La alimentación diaria, el ejercicio que practicamos, el tiempo que dedicamos al ocio y nuestro crecimiento personal, son decisiones que pueden hacer que aumente o disminuya nuestra salud.

En el  campo de la salud los mensajes que hemos recibido de forma continuada son que  nos enseñan a delegar nuestra salud a los profesionales. La salud no se vende ni se compra en herbolarios, farmacias u hospitales sino que se gana o se pierde día a día, en u n porcentaje importante en nuestra forma de vivir.  Hemos de ser conscientes y conocedores de los factores de salud individual que influyen en nosotros, para modificarlo de forma positiva, para conservar así nuestra salud.

Animo con este análisis  a tomar nuevas iniciativas para tener un mundo distinto con un consumo responsables con la participación en el reciclaje, con la compra de alimentos biológicos, con el ahorro energético  con un apoyo de políticas más sostenibles desde los gobiernos con empresas comprometidas en el ámbito laboral , apostando por conseguir un equilibrio mayor entre nuestra vida profesional y nuestra vida personal, y con una perspectiva individual de formar parte de la solución  y no del problema que hace que nuestra salud este mayoritariamente fuera de nuestro control.

Ponte pequeños retos y poco a poco cambia tus hábitos. Para incorporar estos cambios te aconsejo tomar conciencia y actuar con una fórmula magistral. “practica tus nuevos hábitos diez minutos al día durante 21 días seguidos”, con esta pauta conseguirás de  manera eficaz incorporarlo en tu día a día. Solo dedícale 10 minutos al día durante 21 días y veras que fácil es llevar un estilo de vida saludable.

Hoy te propongo empezar con la respiración. Practica una respiración profundo y consciente con los ojos cerrados y relajando tu cuerpo, (espalda, brazos, abdomen, piernas, manos y pies) durante diez minutos. Siente como tu vientre se llena de aire y lentamente lo expulsa, repítelo varias veces de forma pausada y poniendo los cinco sentidos. Luego pasas a la respiración torácica, siente como suben tus costillas cuando inspirar y como bajan cuando espirar. Repite también esta secuencia varias veces  de forma relajada y manteniendo la conciencia en el ejercicio.

Todos somos responsables de la salud, el sistema público, las organizaciones y las personas y está en nuestras manos preservarla y mejorarla con unas políticas preventivas y con una conciencia individual a mejorar nuestros hábitos en temas de salud y bienestar.