Higiene postural contra la lumbalgia

Según un reciente estudio, el 80% de la población española padecerá en algún momento de su vida un proceso patológico denominado lumbalgia (dolor en la columna vertebral lumbar).

En el ámbito laboral se han establecido planes de salud mediante medidas legislativas que contemplan la promoción de la seguridad, los principios de la acción preventiva de la mano de la ergonomía y la higiene postural, con la intención de minimizar las causas que pueden generar patologías entre otras zonas, de la columna vertebral.  Pero cabe recordar y enfatizar que la responsabilidad de la buena salud, en un alto porcentaje, empieza en la propia persona (buena alimentación, ejercicio físico adecuado, gestión del estrés,…).

espalda
Discos vertebrales

La columna vertebral es un apilamiento de piezas óseas llamadas vértebras (de superior a inferior: 7 cervicales, 12 dorsales o costales, 5 lumbares, 5 sacras y 3 o 4 coccígeas) con un disco intervertebral entre ellas y rodeado de ligamentos que son elementos pasivos y músculos, activos.  Es un elemento estático y dinámico a la vez  que protege el sistema nervioso central (la médula espinal).

Las patologías más frecuentes en la zona de la columna vertebral son las contracturas musculares,  las protusiones y hernias discales, las irritaciones de las raíces nerviosas como las ciáticas o las cervicobraquialgias, las fracturas y las inestabilidades ligamentosas debida, por ejemplo, a los latigazos cervicales en accidentes de tráfico. Desde mi punto de vista las hiper e hipocifosis, las hiper e hipolordosis o las escoliosis no las considero patologías de por sí, a no ser que dieran problemas asociados (por ejemplo, problemas respiratorios en escoliosis o hipercifosis dorsales acusadas) ; son desalineaciones de la estructura general de la columna vertebral en diferentes planos que pueden influir en la globalidad del cuerpo, pero si éste está compensado, no tienen porqué existir problemas.

lumbalgia
Dolor de espalda

Desde el ámbito terapéutico, como responsables máximos de nuestra propia salud, podemos influir en la prevención mediante la buena higiene postural y, con tratamientos adecuados activos como el yoga, la gimnasia abdominohipopresiva, ejercicios en medio acuático, … y pasivos como la masoterapia, shiatsu, osteopatía, acupuntura, etc. A continuación os describiré una serie de pautas de buena higiene postural y otras recomendaciones:

 Consejos para dormir en una postura adecuada

     El buen descanso es fundamental para nuestra salud.

La posición más adecuada para descansar es en decúbito lateral (en posición fetal) con un cojín alargado entre las extremidades inferiores que transcurra desde las rodillas hasta los pies.  De esta forma aseguramos una correcta alineación vertebral. La almohada que debemos colocar entre la oreja y el colchón debe tener el grosor suficiente (y no más) para que nuestra cabeza no se encuentre posicionada en inclinación.

Si dormimos decúbito supino (boca arriba), debemos mantener una o las dos extremidades inferiores flexionadas por las rodillas con pies apoyados en el colchón para aumentar el apoyo en la región lumbar. Para facilitar la continuidad de las rodillas flexionadas de manera pasiva, es muy útil la utilización de un rulo por debajo de las rodillas. La almohada que debemos colocar debajo de la cabeza debe ocupar el espacio que existe entre la zona occipital (nuca) y el colchón sin llevar el cuello a la flexión o extensión. Normalmente esta almohada tiene menor grosor que si nos colocamos de lado.

La posición menos adecuada para dormir es en decúbito prono (boca abajo).  Si nos colocamos en esta posición sería bueno colocar un cojín debajo del abdomen, por encima de los huesos de la pelvis. La columna cervical, en esta posición, se encuentra en rotaciones extremas que no facilitan la relajación muscular y el buen alineamiento de las vértebras cervicodorsales.

Se recomienda descansar sobre un colchón de tendencia dura ya sea viscoelástico, de látex, mixto… Mi experiencia profesional me ha llevado a determinar que, dentro de la tendencia dura, las personas con curvaturas de la columna vertebral más pronunciadas se encuentran más cómodos en colchones blandos y las de menor, en colchones duros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s