Un regalo para esta Navidad 2015: Cuidar tu alimentación

Cena de empresa               Fin de Año

                 Nochebuena                      San Esteban                           Año Nuevo

                Día de Reyes                        Cenas con amigos Navidad

 Comer y reír, comer y brindar, comer y disfrutar

Te ayudamos a celebrar estas Fiestas de forma más saludable alrededor de una mesa, con algunos consejos.

imagen1
Consejos navideños para una alimentación saludable.

Lo más recomendable:

  • No vayas a la comida o cena con mucha hambre. Toma una manzana o un yogur con 2 o 3 nueces, una hora antes, para controlarte mejor y dominar tu estómago. Así podrás hacer tus elecciones con más cabeza.
  • En el momento del picoteo inicial, coge tu plato y añade un poco de lo que más te gusta (te recomiendo que des preferencia a aquellos alimentos que incluyan vegetales), siendo consciente de todo lo que te queda por comer.
  • No abuses de las cantidades  y controla que tus raciones sean “racionales”. Recuerda que cuando nuestro estómago está lleno envía una señal, pero ésta tarda unos 20 minutos en llegar a nuestro cerebro e informarnos de que ya estamos llenos.
  • Come despacio y sé consciente de que te estás saciando. Debes parar de comer cuando todavía te sientes bien, no cuando te empieces a sentir lleno o te duela la barriga. Por eso es importante comer poco a poco, ser totalmente conscientes de lo que comemos y de nuestra sensación real de saciedad.
  • Intenta comer las cantidades adecuadas, sobre todo si tu dieta no es equilibrada y sueles hacer excesos en tu día a día. Hacer un exceso sobre los excesos anteriores es una apuesta segura hacia el malestar y el aumento de peso.
imagen2
¿Quieres un dulce? Toma una pequeña ración.

Lo más saludable:

¿Cocinas tú? Cuida los platos, que el evento sea saludable.

  • Apuesta por un picoteo original y sano, donde los productos de origen vegetal sean los protagonistas. Por ejemplo: Humus, pinchos vegetales, paté de aceitunas o de tofu y nueces, croquetas de setas y ensalada de brotes con avena y semillas.
  • Mide las cantidades de comida para que, sin ser escasas, sean justo lo que necesita cada comensal. Evitaras los excesos de comida y que queden sobras en casa.
  • Haz un menú equilibrado, cuidando los detalles. Recuerda que la presentación es ¡muy importante!
imagen3
Postre navideño saludable

¿Turrones? ¿Por qué no?

  • Al acabar de comer ofrece los turrones. Es recomendable poner en nuestro plato un trocito de los diferentes turrones que nos gustan o que queremos probar, evitando repetir. Piénsalo bien, ¿estás saciado/a?
  • Lo ideal es que todo el mundo se sirva los turrones, polvorones y demás dulces que quiera comer. Y se retiren para evitar que se queden en el centro de la mesa, tentándonos.

¿Ideas saludables?: ¡Muévete!

Propón a tu familia o amigos ir a caminar un rato después de la comilona, o vez a la comida/cena caminando para volver dando un agradable y “digestivo” paseo.

Te ayudará a controlar el peso, regular el tránsito intestinal y sentirte mejor.

¡Caminar y hacer ejercicio en esta época del año es muy recomendable!

Lo más importante:

  • Recuerda cuál es el objetivo de estos encuentros, centrándote más en las personas y menos en la comida.
  • Aprovecha que te reúnes con los tuyos para compartir y recordar momentos vividos y experiencias,  especialmente positivas y gratificantes.

Conectar con los tuyos y con los que te rodean no tiene precio y es mucho mejor, que comer hasta reventar.

Resumen: Algunos trucos

  • No asocies la celebración a la comida, si no a encontrarte con los tuyos.
  • Come algo una hora antes de la comida o cena para no empezar con demasiada hambre y poder comer con la cabeza y no con el estómago.
  • Evita dejar sobras sobre la mesa -llévatelo a la cocina- y ¡evitarás la tentación de repetir!
  • Reparte las sobras de comida y turrones entre tus invitados, si no tendrás que comer más de lo mismo  a lo largo de la próxima semana, y si los platos no son especialmente saludables no te lo recomiendo.
  • Come poco a poco, controla las raciones, y sé consciente de cuando estés saciado/a. Estar lleno no significa tener la sensación de que estamos muy llenos o que nos tenga que doler la barriga.
  • Si bebes vino no olvides el agua. El alcohol contiene muchas calorías, ves alternando el vino con agua y limita el cava o el champagne solo para brindar.
  • Si te encargas de algún plato, hazlo saludable.

Toma nota: conceptos erróneos

El concepto de “compensar”.

Intenta no saltarte las cenas o desayunos porque has comido o vas a comer demasiado.  Lo que entendemos por compensar supone para nuestro cuerpo descompensar dos veces, una por exceso y el otro por carencia.

Si no tienes apetito puedes comer algo ligero, pero no debes quedarte con hambre, ya que eso significará que empezarás muy hambriento la próxima comida y volverás a hacer un exceso, lo que supone excederse, hacer carencias y luego volverse a exceder. Eso es mucho peor.

Uno de tus propósitos para el próximo año podría ser visitar a un dietista-nutricionista, te ayudará, asesorará y acompañará en el camino de cambio hacia una alimentación equilibrada y saludable.

manzana

Siempre estás a tiempo de mejorar tus hábitos, es un gran regalo para tu salud.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s